Llega la temporada de chanclas y sandalias, ¿sabes cómo usarlas correctamente?

Se acerca el calor y con él, las famosas chanclas veraniegas. Para muchos son el calzado predilecto de la temporada, ya que son prácticas, cómodas y existen diversidad de modelos. Además, son ideales para las altas temperaturas. Si bien es cierto que su uso tiene muchas ventajas, tenemos que saber cuáles son las indicadas para nuestros pies, y no por moda, sino por salud.

¿Por qué las chanclas o sandalias suelen ser el calzado preferido en verano?

  • Principalmente porque el pie respira. Si usamos zapatos cerrados, con altas temperaturas, se produce una sudoración excesiva, algo no beneficioso para nuestra salud ni los demás.
  • Porque son cómodas, se adaptan a muchas superficies naturales y la mayoría son fáciles de poner y quitar.
  • Además, su peso es ligero, pudiendo aguantar más tiempo con ellas, algo totalmente dañino para nuestro cuerpo y pies.
  • A diferencia de otros calzados, se lavan y secan con mayor facilidad.

Pero cuando termina el verano, pueden surgir algunas patologías. A continuación te contamos los inconvenientes del uso incorrecto de las chanclas y, lo más importante, cómo podemos evitar que nos afecte a nuestra calidad de vida.

¿Por qué usar chanclas puede ser perjudicial y afectar a nuestra calidad de vida?

  • Malformaciones por sobreuso: estar mucho tiempo utilizándolas puede afectar negativamente a nuestro pie y a todo el cuerpo.
  • Inestabilidad: la mayoría son de suela fina, planas y de goma, además no existe amortiguación, sobre todo en superficies irregulares.
  • Aumento de posibilidad de lesiones: la mayoría de chanclas no protegen nuestros pies, dejándolos expuestos a riesgos externos.
  • Aumento de dolor en personas con pies planos o pronados: no hay una sujeción suficientemente fuerte y pueden provocan fascitis plantar.
  • Aumento de dolor en personas con pie cavo: provocando dolor, sobretodo en el talón talagias y tendón de Aquiles.
  • Posibilidad de provocar deformidades en los dedos: dedos en garra.

 

por que no usar chanclas o sandalias 1

 

Los pies son insustituibles y no importa la edad que tengamos, ¡tenemos que cuidarlos siempre! La intención de este artículo no es que dejes de usar chanclas, ya que es normal que las usemos cuando hace buen tiempo, pero lo importante es saber cuáles utilizar para prevenir consecuencias negativas para nuestros queridos pies, en especial en ciudades playeras como Barcelona, Valencia…, donde el uso de chanclas puede ser más común que en otras ciudades.

Muchos de mis pacientes se sorprenden al ver que existen chanclas hechas a medida, ¡y más por su diseño!, al no tener el aspecto de las típicas chanclas ortopédicas. Además existe la posibilidad de personalizarlas, lo que motiva más a llevarlas. Debemos tener en cuenta que es fundamental cuidar de nuestros pies y saber si caminamos correctamente: la clave está en escoger el calzado ideal según nuestra anatomía.

 

Así que ya sabes, no abuses de las chanclas y averigua con un podólogo de confianza y profesional si necesitas un calzado especial.

 

¡Cualquier duda, estaré encantada de ayudarte!